La Taberna Zingara y Olé!

Este es uno de los locales que tenia en mi lista de deseos. Hacia tiempo que tenia ganas de conocerlo y hoy por fin y con suerte hemos podido catarlo.

Se trata de la taberna Zíngara, un restaurante vinatería, situado en el barrio del Carmen, en plena zona de tapeo y chateo de Gijón. Tiene entrada por la calle Linares Rivas y por Ruperto Velasco Heredia, donde tiene una pequeña terraza. En el interior tiene una zona de comedor junto a la barra y otro comedor en la parte baja del local.

Se podría definir como restaurante de marcado estilo andaluz, con una carta bastante variada, en la que podemos ver una amplia variedad de ensaladas, embutidos, entrantes como huevos rotos, tortitas de camarones o croquetas, alguna carne y diferentes pescados y mariscos típicos del sur, como coquina, atún rojo, langostinos, gamba blanca, y “pescaito frito”, o más de aquí como el pixín o el pulpo.

Nosotros en esta ocasión pudimos probar los siguientes platos, todos ellos para compartir. Como especialidad de la casa tienen en carta Revuelto de puntillitas de Sanlúcar con huevos de Aldea y Pimientos fritos. Muy ricos, te los rompen en mesa y la ración en bastante buena para compartir. De sabor bien, aunque no es algo que destaque especialmente, pero buen producto.

Continuamos con Pastela marroquí de pollo, frutos secos y ciruelas, cubierto de azúcar glass y canela. He de decir que soy muy dado a probar comida árabe, haya donde la veo, y en este caso no iba a ser menos. Esto es debido a que mi experiencia con este tipo de cocina es muy bueno, y me encantan los contrastes de sabores que ofrecen, tan diferentes a la comida tradicional. la pastela es una especie de empanada de masa filo, muy hojaldrada, donde se mezclan los sabores salados de la carne con el toque del azúcar y sobretodo de la canela. Puede resultar pesado de comer al no estar acostumbrado al sabor, pero merece la pena probarlo. Viene acompañado de cuscús.

Para finalizar tomamos Pluma Ibérica de Bellota D.O. Valle de los Pedroches. Muy buena, se nota el sabor intenso que nos recuerda al jamón y la jugosidad que le da la grasa veteada en estos cortes. Viene acompañado de unas patatas, brócoli, pimiento y ajo frito en laminas. En resumen delicioso.

De postre como no podía ser de otra forma nos quedamos con el postre de moda en el 80% de restaurantes, el coulant de chocolate con praliné de avellana y helado de vainilla. Muy bueno todo, aunque al coulant le faltaba un pelín de cocción. Por cierto tienen Bombón de la Ibense…:)

Por poner alguna nota negativa, el servicio resulta bastante lento, pero el trato es amable y perfecto en todo momento.

En resumen creo que la calidad del producto es buena , aunque el precio puede resultar un poco alto. Nosotros pagamos 55 € por dos personas, tomando agua y una copa de vino. Sin duda lo más caro como casi siempre los postres. También decir que las raciones como podéis ver en las fotos son bastante abundantes. Desde aquí le damos tres lametones, un sitio para recomendar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s