Five Guys: Hamburguesas para disfrutar más de seis vidas

Desde que a finales de 2016 se anunció la apertura de la cadena estadounidense de Five Guys en Gran Vía, no tarde ni medio segundo en añadirlo a mi lista de “lugares a visitar”. El tiempo de espera no ha sido muy largo, y por fin lo he logrado.

img_6806Esta cadena de restaurantes, se ha hecho famosa, sobre todo a partir de 2009, gracias a la publicidad gratuita que le hizo el ex presidente estadounidense Barack Obama, admirador público de sus hamburguesas, pero sin duda, el boca oreja es el mejor medio de publicidad que tienen, ya que no invierten en publicidad ni en promociones ni nada por el estilo.

El local de Gran Vía en Madrid, es un local no muy grande, con una decoración sencilla, en la que las que lo único que llama la atención son los numerosos recortes en prensa relativos a la calidad y sabor de sus hamburguesas. Ellos no dicen vender la mejor hamburguesa del mundo, ya que eso mismo lo dice todo el mundo de ellos.

Sabedores del gran éxito que tiene el local, optamos por acudir a primera hora, ya que llegada la hora de comer y la tarde/ cena, el local se llena rápidamente, y el piso superior, aun no está habilitado para su uso, con lo que las mesas son escasas. Haceros a la idea de que este local factura más que el Five Guys de Times Square.

Para los que no conocéis esta cadena norteamericana, os comento un poco donde está su gracia o diferenciación con otros modelos de comida rápida. En algunos casos estas diferencias son claramente comprobables, pero otros son autos de fe, y forman parte de la imagen de marca, y que personalmente no me queda otra que fiarme de ellos.

En primer lugar su gran novedad, es que las hamburguesas las confeccionas tu al gusto. Partiendo de una base de carne, con queso o bacon, puedes añadirle, salsas y complementos al gusto, entre lo que tenemos, lechuga, tomate, cebolla, champiñón, pepinillo, pimiento, o salsas como barbacoa, kétchup, mostaza, mahonesa, picante.

Todos los productos son frescos y no se utilizan temporizadores para cocinar, con lo que a pesar de ser comida rápida, se sigue cocinando a “ojo”.

La carne, además de fresca, es traída desde Irlanda, sin hormonar, con niveles bajos de antibióticos, y su alimentación los últimos 120 días es de cereales. Y es más, cada día te indican en una pizarra el origen de la carne que se está utilizando ese día.

fullsizerender

Lógicamente para acompañar una hamburguesa, que mejor que unas patatas, en este caso normales o estilo cajún. Nueva diferenciación; al igual que la carne sus patatas con frescas, se lavan y cortan todos los días, y te indican al igual que la carne, la procedencia de las mismas, cada día, en un cartel colocado en cada local. Dentro de los estándares de calidad de la cadena, solo utilizan patatas cultivadas por encima del paralelo 42 norte. Según ellos, su textura es completamente distinta a las patatas cultivadas en latitudes más al sur… verdad o mentira, no tengo ni idea, pero para que os resulte sencillo escoger una patata con este criterio, no comáis patatas cultivadas al sur del camino de Santiago Francés…

Además las patatas están fritas en aceite de cacahuete, un aceite con un nivel de ebullición alto, con lo que resulta bastante aconsejable para las frituras en cadenas de comida rápida. Es característico también que para amenizar la espera, tienes la posibilidad de comerte unos cacahuetes totalmente gratis.

Además de hamburguesas, tienes perritos, sándwiches y batidos, también personalizables, y lógicamente los refrescos, los cuales puedes rellenar tantas veces como desees, y que en otros países también son personalizables, con vainilla, caramelo o cereza, pero aquí en España de momento no ofrecen esta posibilidad (cara triste).

La cocina es vista y puedes ver el proceso de preparación completo de tu menú, y ver como tu hamburguesa, envuelta en papel de aluminio, llega hasta el mostrador de recogida. Todo metido en tu bolsa de papel sencillo, con sus machas de grasas y todo, reformando la idea de comida casera y sencilla.

Como mucha gente dice, no es la más hermosa del mundo, pero el sabor es fantástico, muy jugosa, y me recordó mucho el sabor de las hamburguesas en Estados Unidos. Las patatas muy buenas, y las especias cajún le dan un toque picante buenísimo.

Como ellos mismos dicen, si comes una Five Guys al día, tardarías 684 años en probar todas las combinaciones posibles, así que si tenéis la oportunidad, no dejéis de probar vuestra receta.

Fuentes consultadas:
www.fiveguys.es
www.abc.es
www.washingtonpost.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s